Wegpunkt-Suche: 
 
Normaler Geocache
PACTUM: EL LIBRO DE SAN CIPRIANO

von alamostrail     Spanien > comunidad de madrid > Madrid

N 40° 12.640' W 003° 55.361' (WGS84)

 andere Koordinatensysteme
 Größe: normal
Status: kann gesucht werden
 Zeitaufwand: 0:10 h   Strecke: 0.2 km
 Versteckt am: 29. November 2010
 Gelistet seit: 29. November 2010
 Letzte Änderung: 02. Dezember 2010
 Listing: http://opencaching.de/OCB85D

5 gefunden
0 nicht gefunden
0 Bemerkungen
0 Beobachter
0 Ignorierer
2637 Aufrufe
0 Logbilder
Geokrety-Verlauf

große Karte

   

Infrastruktur
Der Weg
Listing

Beschreibung    Español (Spanisch)

 

"Este libro, escrito en hebreo es el mismo que poseía el gran Cipriano, y a quien le fué concedido por mí, obligado a ello por virtud de un poderoso talismán que poseía. El le sirvió para adquirir los conocimientos de la "verdadera magia" con los cuales pudo tener el dominio sobre los espíritus y las personas. Por su mediación llegó a ser todopoderoso, lo cual lograrás tú también, si meditas y ejecutas cuanto en este libro se contiene. Debo advertirte que no lo apartarás de ti jamás y aun cuando quieras quemarlo o echarlo a un rio, volverás a hallarle siempre en el aposento que to sirva de dormitorio." Rey del Averno

 

La BIBLIOTECA DE BATRES fue fundada a principios del siglo XV por D. Fernán Pérez de Guzman, Señor de Batres, bisabuelo de Garcilaso de la Vega y tio del Marques de Santillana, Iñigo Lopez de Mendoza.

Pérez de Guzmán pertenece a una pequeña elite secular de intelectuales típica del siglo XV español, la cual, aunque todavía influida por las enseñanzas escolásticas del medievo, apunta ya hacia una transformación cultural de carácter humanista. La biblioteca del señor de Batres no trataba de imitar las reales de su tiempo, sino las de otros intelectuales conocidos suyos, como la de su tío Pero López de Ayala, o como la que vio siendo niño en Aviñón perteneciente al papa Luna, con más de 2.500 codices.

El conjunto de libros del señor de Batres no responde a un influjo superficial de los intelectuales españoles del prehumanismo, ni a una moda coleccionista, sino a una profunda vocación por el estudio y análisis de una serie de problemas políticos acaecidos en su tiempo, y que él espera, sino aclarar o resolver, al menos dejar constancia de ellos para lección de futuros intelectuales o líderes de la nación. La obra principal de Pérez de Guzmán, como han repetido sus investigadores, es absolutamente didáctica y moralizadora.

Oficialmente existen dos listados o inventarios de las obras que integraban la Biblioteca de Batres, en lo que parece un reparto de la colección, a la muerte de Peréz de Guzman. El primero compuesto por dos lotes; uno sería tal vez el de los libros considerados más importantes y que fueron a parar al heredero del mayorazgo, Pedro de Guzmán, como parte de la herencia principal e indivisible; y el otro lote serían las minucias y formarían parte del resto de los bienes y propiedades sin gran valor, que, como era lo legislado en la época, era lo que se repartía entre todos los hermanos, inclusive también el primogénito. La segunda relación con un lote, sería acaso el de los volúmenes que conservaron el mayorazgo Pedro de Guzmán y tal vez sus descendientes en el castillo de Batres, con algunos otros añadidos y adquiridos por ellos. Hablo de los herederos del primogénito.

La Biblioteca de Batres cubria los ámbitos de interés al parecer más comunes entre la elite cultural nobiliaria del siglo XV: religión, política y principalmente historia, las materias en ella contenidas pertenecen a muy diversos campos, lo cusioso de todo es que entre todos los codices relacionados no aparece oficialmente ningun GRIMORIO, es decir, un libro de conocimiento mágico escrito entre la Alta Edad Media y el siglo XVIII. Tales libros contienen correspondencias astrológicas, listas de ángeles y demonios, instrucciones para lanzar encantamientos y hechizos, mezclar medicamentos, convocar entidades sobrenaturales y fabricar talismanes. Esta parte de la Biblioteca, ajena a los inventarios solicitados por el rey Felipe II a Ambrosio de Morales para la adquisición total o parcial de estos para la Biblioteca del Escorial, permanecio oculta y custodiada por EL CIRCULO DE JUANELO, (heredera de la Orden de Santi Espíritus Simondal) que fundo 200 años después uno de los descendientes de Peréz de Guzman, D. Pedro Laso de Vega y Figueroa (finales siglo XVI), primer Conde de los Arcos, sobrino del gran poeta del renacimiento Garcilaso de la Vega. una hermandad de personalidades destacables del mundo de la cultura y ciencia de la epoca, cuya finalidad es que no caigan estos grimorios en malas manos, destacando entre sus miembros Juanelo Turriano, El Greco y Juan de Herrera.

Aquel compendio de codices prohibidos y únicos fue llamado BIBLIOTECA PACTUM

Quinientos ochenta años después, el decimo cuarto Conde de los Arcos y tres veces Grande de España ha hecho un importante descubrimiento entre los objetos que han pasado de generación en generación a su familia desde el primer Conde de los Arcos. Ese objeto es un cuadro de El Greco, del que fue mecenas su antepasado, tratandose de la versión perdida de "Vistas de Toledo" que nunca habia salido de la coleccion privada de la familia y que ahora tras una restauración, ha salido a la luz una serie de coordenadas emparejadas con el titulo de libros prohibidos y algunos textos. Señalando una serie de lugares donde se encuentran las claves para dar con PACTUM y las prueba definitiva de la existencia del Circulo de Juanelo.

D. Manuel requiere la ayuda los nuevos profesionales de la busqueda de tesoros, como son los geocachers, sus servicios seran bien pagados, para conseguir tan anelada colección de grimorios, cuyo poseedor podria dominar el mundo. La tarea, que a cualquier geobuscador podia parecer facil, no lo es tanto, pues PACTUM se encuentra protegido por la magia negra que guardan sus codices, no debiendo olvidar la organización que desde el siglo XVI protege el lugar. Advertir que varios geobuscadores han desaparecido durante la busqueda... Este es el primer caché a la GEOCACHING SERIES dedicado a esos grimorios.

 

A TODO EL MUNDO .

Yo, Jonás Sufirino, monje del monasterio del Broken, declaro solemnemente postrado de rodillas ante el firmamento estrellado, que he tenido tratos con espíritus superiores de la corte infernal en hebreos caracteres.

Yo expongo al orbe entero que lo que este libro se contiene es verdad. Yo era un incrédulo, pero la evidencia me sacó de mi error. Aficionado desde niño al estudio de las ciencias, cuando llegué a la edad del hombre no habia conocimiento que yo ya no hubiese profundizado. Pero en el fondo de todos ellos encontraba el vacío. Mi alma entonces se agitaba sedienta por descubrir la suprema verdad secreta. Cuando profesé de monje en el monasterio del Broken, consecuente con mis aficiones solicité el cargo de bibliotecario, y allí, en su vasa y antiquísima Biblioteca me aislé por completo, pasando los años en los mas profundos y misteriosos estudios.

Habia alli inumerables volúmenes que trataban de las artes magicas. La simple lectura de algunos de ellos me convenció de que allí se hallaba lo que buscaba. Yo me hacia las siguientes reflexiones: hay duda que dichos espiritus Buenos y malos, y que están en relación con los hombres; no hay duda que dichos espiritus están dotados de una inteligencia soberana, puesto que la misma religión les da el poder de tentamos, de inducirnos al bien o al mal; luego, si por medio de la magia puede el hombre ponerse en relación con estos espiritus, ese hombre logrará alcanzar la suprema sabiduría.

Me hacia yo todas estas reflexiones en mi celda solitaria y entre los polvorientos libros de mi biblioteca: pero aún no me habia atrevido a poner en practica los medios que me condujeran a tal fin. Decidí, pues, ejecutar al cabo mi proyecto.

Era una noche de helado invierno. El cielo aparecáia negrísimo cubierto de enormes nubarrones que por momentos se veían desgarrados por la rojiza luz de los relampagos. Silbaba horriblemente el viento entre los pinos de la montaña. La lluvia azotaba los vidrios del monasterio. Yo no tenia miedo. Esperé a que fuera media noche. Cuando todos los monjes se hallaban recogidos en sus celdas, y acaso dormían, dejé yo silenciosamente el convento y emprendí la marcha hasta la más alta cima de la montaña. Cuando estuve en los más alto, me detuve. Los relampagos cruzaban incesantemente por mi cabeza. Yo persistia en mi proposito de invocar al rey del Averno. El huracán se estrellaba contra mi cuerpo y retorcía furiosamente mi hábito monacal. Pero yo, firme como una de las rocas que tenia bajo mis pies, ni me amedrentaba, ni vacilaba en mi empresa. Juzgué entonces llegado el momento de llamar al diablo.

Si es verdad que existes - grité con voz tonante ¡oh, poderoso genio del Averno! preséntate a mi vista.

Y al punto, en medio de un relámpago formidabel, se apareció el espíritu infernal que había invocado.

- ¿Qué me quieres? - dijo.

- Quiero - le respondí sin inmutarme - entrar en relaciones contigo.

- Concedido - repuso. Vuélvete a tu celda. Allí me tendrás siempre que desees. Y puesto que sé lo que quieres, te revelaré todos los secretos de este mundo y de los otros. Te entregaré un libro que será como el catecismo de las ciencias secretas, catecismo que sólo podrán comprender los inciados...

Y desapareció. Yo torné a mi monasterio. Volví a ver a mi grande y misterioso amigo siempre que me fue necesario. El, en fin, me ha revelado el libro éste que dejo a la posteridad, como la llave de oro que abre y descifra los supremos arcanos de la vida y de la naturaleza, completamente ignorados por los seres incrédulos o vulgares. Vale.

Monasterio de Broken, Año de Gracias, 1001

JONAS SUFIRINO

"EL LIBRO DE SAN CIPRIANO O TESORO DEL HECHICERO"

Este libro está bañado en la gran laguna de los Dragones Rojos que existe en mis dominios, por lo cual es imposible que ninguno de los elementos del universo pueda destruirle. Sus hojas no pueden ser cortadas ni taladradas. El fuego se apaga a su contacto y el agua no le hace mella. [muchos de los geobuscadores les gustaria que sus contenedores estuvieran bañaos en el mismo lago]

Este libro lleva entre sus hojas los signos cabalísticos del Dragón Rojo y la Cabra infernal, o cabra del arte, y por las virtudes mágicas de éstos, se trasladará siempre a vuestro aposento y os acompañará a todas partes, permaneciendo invisible para todos menos para ti y para los que hayan hecho pacto contigo. Haced con él cuantas pruebas queráis y observaréis grandes maravillas.

Ahora y con objeto de llevar un orden metódico, creemos conveniente indicar algo sobre la vida de Cipriano el Mago (luego San Cipriano), la cual si bien es ajena por completo a esta obra, no deja de ser interesante y curiosa.

E1 santo que se venera con este nombre, fue antes de su conversión al cristianismo, uno de los magos más famosos que se han conocido.

Nacido en Antioquia, entre Sitio, y Arabia, de padres muy ricos y poderosos, ejerció todas las artes mágicas hasta la edad de 30 años en que se convirtió a la religión de Cristo. Dejó escritos infinidad de libros de hechicería, producto de sus muchos conocimientos y de las propias maravillas que ejecutó en su época de mago, y que causaron la admiración de todas las -entes.

Ejercía un poder formidable sobre los espíritus infernales, que le obedecían en todos sus mandatos. Llegó a efectuar sorprendentes encantamientos. Tuvo dominio absoluto sobre las personas y los elementos, debiéndose su conversión al cristianismo al siguiente raro suceso:

Había en Antioquia una doncella cristiana llamada Justina, tan rica como hermosa, hija de Edeso y Cledonia, los cuales la habían educado en su religión que era la de los gentiles. Justina oyó un día predicar a Prailo, diácono a la sazón de Antioquia, y al escuchar las bellezas ideales de la religión cristiana, se convirtió a ella; logrando poco después que sus mismos padres se hicieran cristianos.

Un joven llamado Aglaide se enamoró de Justina y la solicitó por esposa, lo cual no pudo conseguir porque ella ya se había ofrecido a Jesucristo. Desesperado Aglaide, recurrió a Cipriano el Mago para que doblegara a aquella mujer que tan rebelde se mostraba a sus deseos; el cual aplicó al efecto todos sus hechizos y encantamientos, invocando a los espíritus para que le ayudaran en su empresa.

Todo, sin embargo, resultaba inútil; Justina resistía toda clase de sortilegios, porque se hallaba bajo la intercesión de la Virgen y auxiliada por la divina gracia de Jesús, teniendo además en las rayas de su mano derecha el signo de la cruz de San Bartolomé, la cual por sí sola tiene poder contra toda clase de maleficios y encantamientos.

Lleno Cipriano de furor al verse vencido por una tan delicada criatura se levantó contra Lucifer. y le dijo:

-¿En qué consiste, ¡oh genio del averno! que todo mi poder se vea humillado por una tan débil mujer? ¿No puedes tú tampoco con tanto dominio como posees someterla a mis mandatos? ¿Dime luego: ¿qué talismán o amuleto la protege, que le da tuerzas para vencerme a mi y hacer inútiles todos mis sortilegios?.

Entonces Lucifer, obligado por orden divina le dijo:

-El Dios de los cristianos es Señor de todo lo creado y yo, a pesar de mi dominio, estoy sujeto a sus mandamientos, no pudiendo atentar contra quien haga use del signo de la cruz. De esto se vale Justina para evitar mis tentaciones.

-Pues siendo esto así -dijo Cipriano, desde ahora mismo reniego de ti y me hago discípulo de Cristo.

Lo cual hizo, logrando más adelanté recibir el martirio y ser contado en el numero de los santos.

 

"Conocimientos necesarios para ejercitar las artes mágicas"

Aquella persona, varón o hembra, que quiera dedicar su espíritu a las "Artes Mágicas" deberá poseer una verdadera vocación para ello, poniendo toda su voluntad y buena fe en sus ejercicios y Prácticas. Es muy importante que no olvide que los espíritus a quienes invoca leen sus pensamientos, y si no se pone a la invocación con todos sus sentidos y sin distraer en lo más mínimo su atención del trabajo que ejecuta, en lugar de ser atendida su invocación, será castigada en su temeridad por lo, mismos espíritus a quienes haya molestado o llamada para pactar con ellos.

Deberá asimismo tener presente que no pueden hacerse las invocaciones en sitio en que haya cruces o signos bendecidos. La persona que quiera hacer los experimentos, deberá estar absolutamente sola. a no ser que la acompañe persona iniciada en el arte y, que tenga hecho pacto con algún espíritu.

El sitio más adecuado para hacer las invocaciones será siempre la cima de una montaña, a cuya falda circule un río, procurando que en sus contornos no haya otra más elevada. Si esto no pudiera ser, se buscará un lugar próximo a un río, donde se crucen dos caminos formando cuatro sendas que vayan en opuestas direcciones; estas sendas representarán los cuatro puntos cardinales del universo, en cualquiera de los cuales puede hallarse en aquella hora el espíritu con quien se quiere tratar. Es de absoluta necesidad que el río esté muy próximo al punto de invocación, por ser el agua y el aire los elementos más apropiados a la transmisión del pensamiento; y juegan éstos en unión de los metales un gran papel en el ejercicio de las “Artes Mágicas".

Caso de que por motivo de salud o por otra cualquiera causa no fuera posible ejecutar la invocación fuera de casa, será preciso escoger una habitación solitaria, revestida de una tela negra por todas las paredes y techo; después de hecho eso, se abrirán las ventanas y se dirá la siguiente oración: "Va se halla preparado el lugar para los experimentos; en él no hay nada bendecido ni signos religiosos; mi alma se halla completamente libre de espíritu divino y dispuesta al pacto con los espíritus del Averno, a los cuales voy a invocar con toda mi voluntad, y sin obedecer a mandato o imposición de nadie".

Es necesario que no sienta temor ninguno a aquella hora ni a la aparición del espíritu" pues si es temeroso se expone a ser atormentado por el espíritu: mismo que a su conjunto aparece. El verdadero "iniciado" ha de ser temerario; por consiguiente, el que tiene temor es que no ejecuta la invocación con la verdadera fe que Lucifer requiere en los que han de pactar con él, y castiga con un sinnúmero de sufrimientos y a veces con la muerte a los osados que quieran hacerle juguete de sus engaños.

Para que los invocaciones tengan verdadera fuerza, será inconveniente poseer algún "talismán" o “amuleto" con los signos cabalísticos de la clavícula, y hacer el trazado del gran círculo; sin olvidar por esto las advertencias anteriores.

PARA CALLAR A UN RIVAL

Tómese cien gramos de aceite de oliva y sahúmese antes de proceder a la operación. Acto seguido encamine sus pasos a la casa de la persona consignada. Frente al umbral de su casa o habitación échese el liquido indicado.

De esta forma se conseguirá que el mormurador o mormuradora guarde su lengua y no vuelvá hacer uso de ella. Este trabajo tiene que ser ejecutado antes de las seis horas de la mañana.

 

EL CACHÉ

Se encuentra perfectamente integrado en el conjunto artistico del Castillo de Batres. Ruego paseis lo mas desapercibidos posible, sin llamar demasiado la atención en el lugar de las coordenadas.

 

Hilfreiches

Suche Caches im Umkreis: alle - suchbare - gleiche Cacheart
Download als Datei: GPX - LOC - KML - OV2 - OVL - TXT
Mit dem Herunterladen dieser Datei akzeptierst du unsere Nutzungsbedingungen und Datenlizenz.

Logeinträge für PACTUM: EL LIBRO DE SAN CIPRIANO    gefunden 5x nicht gefunden 0x Hinweis 0x

gefunden 01. Mai 2011 Josyto hat den Geocache gefunden

Encontrado , por segunda vez, estavez en opencaching, nos ha costado mucho menos que la primera vez, pues recordabamos claramente su ubicacion.

GPEC

gefunden 08. Januar 2011 korrekaminos hat den Geocache gefunden

Encontrado cache no realizo intercambio. Gracias por este geocache.

gefunden 01. Januar 2011 El Botas de GEA hat den Geocache gefunden

Encontrado en compañía de Pitu y Churro.

GPEC/NDNS.

 

gefunden 01. Januar 2011 Pitufina hat den Geocache gefunden

Encontrado en compañía de Churro y, cómo de costumbre, de nuestro querido e inseparable Botas.

GPEC/NDNS.

Pitu.

gefunden 01. Januar 2011 Churro hat den Geocache gefunden

Encontrado en compañía de Pitu y, cómo no, de nuestro querido e inseparable Botas.

GPEC/NDNS.

Churro.