Wegpunkt-Suche: 
 
Drive-In-Geocache
EL CONVENTO DE SANTA JUANA

von alamostrail     Spanien > comunidad de madrid > Madrid

N 40° 10.898' W 003° 49.784' (WGS84)

 andere Koordinatensysteme
 Größe: klein
Status: kann gesucht werden
 Zeitaufwand: 0:10 h 
 Versteckt am: 30. Dezember 2010
 Gelistet seit: 30. Dezember 2010
 Letzte Änderung: 30. Dezember 2010
 Listing: http://opencaching.de/OCBA58

4 gefunden
0 nicht gefunden
1 Hinweis
0 Beobachter
0 Ignorierer
955 Aufrufe
0 Logbilder
Geokrety-Verlauf

große Karte

   

Infrastruktur
Der Weg
Zeitlich
Listing
Personen

Beschreibung    Español (Spanisch)

Este GEOCACHE es un ANEXO al OPENCACHE "El Conorte de Santa Juana" para todo aquel que no tenga tiempo para resolver el puzzle-cache anterior o simplemente no quiera y unicamente deseé darse un paseo por este paraje de la Comunidad de Madrid. Recomiendo la lectura del enlace anterior para comprender lo que rodea este TRADICIONAL CACHE. También es recomendable acercarse al Santurio a pie, desde cualquiera de los multiples caminos que llegan al Convento, yo, particularmente, puse este cache después de un paseo de una legua desde Serranillos del Valle. Recordando que Santa Juana se encuentra en la llamada Ruta de los Llanos del Rayo.

Las huestes de Napoleón expoliaron y destrozaron el santuario o convento allí edificado, la desamortización de Mendizábal que lo arruinó, y finalmente la guerra del 36 que no dejó de él piedra sobre piedra, explican su decadencia y que se haya perdido toda su biblioteca y archivo.

Para conocer Cubas de la Sagra hay que visitar dos calaveras, georeferenciadas a modo de OPENCACHES. La de fray Pedro, un franciscano del siglo XVI cuyo esqueleto reposa en una urna de un monasterio de clausura; y la que luce grabada en una placa del cementerio en recuerdo de soldados nazis que lucharon a favor del bando nacional en la Guerra Civil.

Las dos calaveras guardan la historia que esconde este pueblo madrileño situado a caballo entre Madrid y Toledo, al inicio de la comarca de La Sagra. Un lugar pequeño, silencioso, donde las antiguas casas solariegas aguantan el pulso a los nuevos chalés adosados que las acosan por todos los flancos.

Los huesos de fray Pedro, tumbado de costado, la expresión sonriente para recibir al visitante, hablan de la tradición mariana del pueblo cubero. Lo enseñan con orgullo las monjas de clausura del monasterio de Santa Juana, que fundó una mística de ese nombre a las afueras de la villa después de una aparición mariana. El caballero metido en la vitrina tuvo el mérito de ser el confesor de la monja arrebatada. No dudeis en solicitar a la mojitas o al padre, poder visitar los bajos del Santuario para ver tanto el primitivo santuario y donde se poso la Virgen y los resto de fray Pedro, todavía recuerdo cuando hace años visite con mi familia esa estancia, preocupandole al padre si mis hijas se iban asustar del aspecto de fray Pedro, pero estos niños de ahora no les asusta casi nada, ¡que nos lo hubieran enseñado cuando eramos niños a los que ya peinamos alguna cana!

"Nuestra aparición es la mejor documentada", dice con aplomo el capellán Julio González. "Hay muchos testimonios de los milagros que ha hecho la Virgen en el pueblo, reviviendo niños cuando ya iban amortajados y camino de la fosa", precisa.

Del esplendor de la congregación, cuyas posesiones se estiraban 15 kilometros hasta Getafe, según González, quedan las reliquias que adoran cada día las monjas y una romería que lleva cada 9 de marzo a los vecinos del contorno a un prado que hay enfrente del monasterio. "Se cuentan por miles los fieles que vienes de Móstoles y Fuenlabrada a adorar a la Virgen", explica el capellán vendiendo los atractivos de su convento. Del edificio original, construido en 1464, tres lustros después de la revelación mariana, quedan los restos de una pequeña ermita descubierta bajo tierra a inicios de esta década.

El complejo se levantó de nuevo después de la Guerra Civil, cuando lo arrasaron los milicianos republicanos y los disparos de artillería de los tanques de la Legión Cóndor alemana, que utilizaba el convento como diana en sus prácticas de tiro.

Quedan pocos recuerdos de la estancia nazi en Cubas de la Sagra. Algún mayor hurga en la memoria y rescata lo que contaban al final de sus vidas los últimos testigos. "Mi suegro decía que los alemanes pasaban por los huertos, pinchaban las patatas con el fusil y se las llevaban para hacerse la comida", relata una vecina del lugar.

La memoria de Cubas se ha ido con la transformación del pueblo. En las huertas de verduras y hortalizas donde se labraba en el pasado están ahora los cimientos de los chalés y casas adosadas que llegaron con la era dorada de la construcción. Los nuevos vecinos no aran; cogen el coche y enfilan cada mañana a ocupar sus puestos en los servicios de las localidades cercanas y de la capital. En los últimos 10 años, ladrillo a ladrillo, el pueblo ha pasado de 1.700 habitantes a casi 5.000.

Pocos conocen las huellas de lo que pasó en Cubas. Las calaveras que cuentan su historia. Junto a los chalés, en el límite de la parte antigua, un cementerio esconde los últimos restos de la visita alemana. Dos pedazos de granito con placas conmemorativas de los artilleros difuntos en combate. En la cabecera, una calavera, un haz de tibias y un tanque simbolizan a la Legión Cóndor. Debajo, una leyenda en alemán con los nombres de los soldados que cayeron en la villa: Balewsky, Förster, Schäfer...

Lo único que permanece inmutable está en el interior del convento. Siete monjas clarisas que rezan mañana y tarde, cocinan rosquillas fritas y adoran los huesos de fray Pedro y los restos inciertos de santa Juana; el capellán González asegura que las tropas de Napoleón sólo dejaron "trozos de su cuerpo incorrupto" cuando invadieron España en el siglo XIX.

La clausura obliga a las monjas a estar siempre encerradas en el monasterio, salvo en casos de fuerza mayor. "Salimos para ir al médico y para votar", concede sor María Josefa, de 65 años, 20 entre los muros del convento y sin ninguna voluntad de conectar con el exterior: "Aquí se vive en paz espiritual, que es lo que falta fuera. Ahora la gente lo tiene todo, pero no tiene nada; pronto habrá un florecimiento de vocaciones, verá".

Podeis disfrutar de una VISITA VIRTUAL en los enlaces siguientes:

Convento de Santa Juana de Cubas de la Sagra en la Zona Sur, Comarca Sur de la Comunidad de Madrid

[Pulse sobre la imagen para ver la Visita Virtual de 360º]

Convento de Santa Juana de Cubas de la Sagra en la Zona Sur, Comarca Sur de la Comunidad de Madrid

[Pulse sobre la imagen para ver la Visita Virtual de 360º]

 

EL CACHE:

Es un contenedor de tamaño small que se encuentra muy expuesto, por lo que rogamos tengais precaución a la hora de buscarlos y no llamar demasiado la atención sobre el escondite de este "tesoro" mariano.

 

 

Hilfreiches

Suche Caches im Umkreis: alle - suchbare - gleiche Cacheart
Download als Datei: GPX - LOC - KML - OV2 - OVL - TXT
Mit dem Herunterladen dieser Datei akzeptierst du unsere Nutzungsbedingungen und Datenlizenz.

Logeinträge für EL CONVENTO DE SANTA JUANA    gefunden 4x nicht gefunden 0x Hinweis 1x

Hinweis 21. November 2011 Josyto hat eine Bemerkung geschrieben

Como estabamos por la zona, para hacer el virtual de el gran olmo, pues hemos buscado este tambien, se encuentra en perfecto estado, aunque como estaba a la vista lo hemos tapado un poquito.

Hacemos intercambio

gefunden 01. Januar 2011 El Botas de GEA hat den Geocache gefunden

Encontrado en compañía de Pitu y Churro.

GPEC/NDNS.

 

gefunden 01. Januar 2011 Pitufina hat den Geocache gefunden

Encontrado en compañía de Churro y, cómo de costumbre, de nuestro querido e inseparable Botas.

GPEC/NDNS.

Pitu.

gefunden 01. Januar 2011 Churro hat den Geocache gefunden

Encontrado en compañía de Pitu y, cómo no, de nuestro querido e inseparable Botas.

GPEC.

Dejo: Tag

Saco:Tag

Churro.

gefunden 30. Dezember 2010 Josyto hat den Geocache gefunden

Encontrado hoy junto con el multi a Santa Juana, en un lugar que invita al paseo, aunque la tarde lluviosa nos lo impedió.

Lo cierto es que lo encontramos sin GPS, por que probando el movil como GPS, aun no estamos muy acostumbrados a su utilizacion y no nos a rulao, menos mal, que mas o menos sabiamos por donde andaba.

 

Gracias por esconderlo